lunes, 27 de junio de 2011

Haciendo el mono


La semana pasada tuve mi segunda visita larga en casa. Vinieron huyendo del calor madrileño y de sus respectivos trabajos con el firme objetivo de disfrutar de unos días de sol y playa lejos del día a día que tanto estresa. Entre baño de sol y de mar las llevamos un día al parque de Anaga porque, insisto, es un de los highlights de esta isla y todo el que venga a visitarme con tiempo tiene que ir a ver.

Allí, los laureles y brezos nos invitaron a hacer un poco el mono: basta ya de ser las mujeres responsables en las que nos hemos convertido (¿¿¿alguien se cree esto???) y juguemos un rato como niños. El resultado: un día envuelto en niebla con parada técnica para comer escaldón y tarde durmiendo en la playa, pero bien tapadas porque el sol no decidió acompañarnos en nuestra excursión. Como guinda, concierto al aire libre, visita al TEA y paseo nocturno por Santa Cruz. En definitiva: ¡fue un buen día!

¡Gracias chicas por la visita! Ahora ya sabéis como llegar a mi casa desde todas las partes de la isla: aquí os estaré esperando :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada