miércoles, 29 de septiembre de 2010

La parte contratante de la primera parte

Tan absurdo y tan real como la vida misma...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada