domingo, 21 de febrero de 2010

Adaptándome a la ciudad: vamos de fiesta


He de reconocer que no sabía mucho sobre la ciudad de Teruel antes de venir a vivir aquí. Sin embargo, casi cualquiera ha oído hablar de "los amantes de Teruel", aunque en realidad la mayoría no sabemos cuál es su historia.

Según la tradición, tanto Isabel como Diego, los dos enamorados, eran de buena familia, pero con la diferencia de que ella era hija única (y por tanto, heredera de la fortuna familiar), mientras que Diego era el segundo hijo y no tenía derecho a ninguna herencia. Como estaban realmente enamorados, el padre de Isabel dio cinco años a Diego para que se forjara una fortuna, y por aquella época sólo se podía conseguir en el campo de batalla. Una semana antes de que cumpliera el plazo, se corrió la voz en Teruel de que Diego había muerto, e Isabel fue casada con un rico pretendiente. Sin embargo, no era cierto, y Diego volvió el día que cumplían los cinco años para encontrarse a su amada desposada con otro y buscó a Isabel para pedirle un beso de amor. Ella no accedió, porque ya era mujer casada, y Diego murió en el acto. Al día siguiente, Isabel acudió al entierro de Diego y murió sobre su lecho después de darle el beso que la noche antes le había negado.

Esta es, a grandes rasgos, la historia de los amantes de Teruel... Este fin de semana se han celebrado las fiestas medievales en su honor, y la ciudad ha vuelto al siglo XIII, con la representación de su historia en las calles, todas los ciudadanos caracterizados para la ocasión, y puestos de artesanía y jaimas por todos lados. Sin embargo, es una historia triste, que muestra la importancia de la tradición y las desigualdades entre hombres y mujeres en aquella época. Sin duda, hemos avanzado mucho en todos estos siglos. Pero... ¿cuánto valen ahora nuestros besos?

PD: La foto es del mausoleo de los amnates de Teruel, visita turística "obligada" en la ciudad :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada