miércoles, 4 de agosto de 2010

Fuerzas



Cualquier día se me cae el león encima... pero todavía no.

El intenso entrenamiento al me han sometido el último año me ha hecho más fuerte, aunque todavía sea pequeñita en comparación con el león y siempre tenga que ser yo la sufridora de daños colaterales...

Inconvenientes de esta idiosincrasia mía y de quien me acompañó tanto tiempo.
Inconvenientes de la convivencia entre los leones y los corderos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada