domingo, 9 de enero de 2011

La filosofía del desayuno

Una buena amiga mía compartió conmigo hace ya unas cuantas mudanzas un gran secreto: tres desayunos en una nueva casa y empezarás a sentirla tuya. Yo la miraba un poco incrédula entre mis lágrimas, por la pena que tenía al cambiar bruscamente de hogar y a quien desear buenos días por la mañana... Pero mi amiga es sabia y tenía razón: ¿tendrá que ver con que el desayuno es la comida más importante del día? No lo sé, pero en mi caso siempre es la comida más íntima. Al mediodía o en la cena es más que probable que esté acompañada, pero el ritual del desayuno es sólo mío desde casi siempre. Las prisas mañaneras, los horarios diferentes de trabajo y que yo por lo general me despierto pronto hace poco probable que comparta mi café por las mañanas. Así que desde hace muchos años mi acompañante habitual durante el desayuno son unos seres sin cara pero con voz maravillosa que me hablan y me hacen sonreír desde una cajita: la radio. Creo que me hacen falta casi tanto como el café por las mañanas, a no ser que tenga compañía real, claro.

La radio que escucho es especial hasta en sí misma: era de mi tío y fue una maravillosa herencia, aunque yo en ese momento no lo sabía. Desde que vine a Madrid me acompaña ese cubo blanco mítico de Sony, y anima mis desayunos para que ya salga alegre a la calle. Como podréis imaginar, no escucho noticias ni encendidos debates a primera hora de la mañana: todo eso me va a estar esperando fuera y prefiero algo más amable durante mis primeros minutos de vuelta a la realidad.

Los cambios de los últimos meses también me han llevado también a buscar nuevas compañías radiofónicas. Desde hace un tiempo me levanto diarimente con la música de Hoy empieza todo en radio3, y así aprendo cada día un poquito más de música. Pero los fines de semana cambian la programación y hoy no tocaban grupos indies como banda sonora de mi desayuno. Hoy sonaba una canción más antigua, que casi casi había olvidado, y que me ha hecho despertarme a ritmo de reggea y preparar mi café y tostadas ya bailando, con una sonrisa porque



Don't worry
Be happy :-)

¡Buenos días a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada