lunes, 4 de abril de 2011

La gran broma final

No me gusta Nacho Vegas. Siempre me ha resultado tan, pero tan triste que se me eriza el pelo y se me revuelve el estómago con sus canciones. Y en directo se multiplica el efecto... Es la magia de la música: incluso puede llegar a producir reaciones físicas en quien la escucha.

Estos días Nacho Vegas está de actualidad porque ha sacado nuevo disco, La zona sucia, y llevan varias semanas en la radio promocionándolo. Así que quiera o no de vez en cuando me veo asaltada por su voz y sus letras optimistas. Suena principalmente esta canción, La gran broma final:



Dejan los tambores de tocar
y un gong anuncia la retirada.
Se discute la capitulación
mientras de fondo suenan carcajadas.
Obtuve por mi miedo a no padecer
cinco años de indolencia.
Es la semana grande de la crueldad
y en nuestro honor celebran una fiesta.
Yo me limitaba a contemplar
la misma grieta de la pared.
Alguien dijo: "Habrá que demoler".
No sé cómo no lo vi llegar:
era el día de la gran broma final

Ha cundido el pánico en Madrid.
Salen fotos en la prensa rosa.
En la alfombra roja habla el escritor,
él sabe cómo se hacen bien las cosas.
Puede que el tiempo me dé la razón
pero no queda tiempo: hoy es el día
en que dos planetas se estrellarán
mientras tú concedes entrevistas.

Y ahora ya me empiezo a preguntar
cuál de estos chistes es el mejor:
el del día en que te hablé de amor
sabiendo que daban temporal
o el día de la gran broma final.

Como un mar me presenté ante ti
en parte agua y en parte sal.
Lo que no se puede desunir
es lo que nos habrá de separar
en el día de la gran broma final.

Hay quien decía que era
grande y fuerte y nuestro amor.
Sí, como las torres gemelas,
¿recuerdas? allá en Nueva York.
Y cuando sabes que algo puede ir mal
estallará delante de ti
cuando no es posible ser feliz
y te asustas como un animal
es el día de la gran broma final.

Cuando griten en voz alta
que tu amor entero fue una estafa
y tú protestes pero no haya un alma allí para escuchar
es el día de la gran broma final.

Ya nada será igual
tras el día de la gran broma final.


Ya digo que no me gusta Nacho Vegas, así que me sienta doblemente mal sentirme identificada en parte de la historia contada en estos versos... Menuda broma, ¿no? :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada