viernes, 22 de abril de 2011

No más rocanrol

Si llevas tiempo paseando conmigo, ya no es un secreto: soy más de pop que de rock, no lo puedo evitar. Y además, más indie que otra cosa, es parte de mi herencia musical así que ¡qué le vamos a hacer! Me suenan los grupillos raros y no el último hit de Lady Gaga, aunque la cosa empieza a estar un poco más equilibrada.

Hace ya un tiempecillo yo pedía a quien tanto me quiso que cambiara de música cada vez que los Rollings o Springteen asomaban la nariz en casa, porque algo se me removía por dentro y no disfrutaba mucho de lo que escuchaba (perdón por el sacrilegio si eres un fan acérrimo de alguno de ellos). Se ve que esas sensaciones se notaban porque él accedía siempre pacientemente, dejando de lado sus raíces rockeras y pasando a explorar otros géneros musicales. Así pasaron por nuestros altavoces soul, funk, jazz, samba, fado, e incluso música clásica (y música contemporánea, como el West side story de Berstein). En esa época, el buscador de melodías era él, y si había suerte compartíamos sus descubrimientos en mi escasísimo tiempo libre. Sonó poco rock en casa, es verdad, pero a cambio nuestra convivencia nos llevó a compartir esos otros ritmos.

Con todos estos recuerdos, no puedo hacer otra cosa: para él, esta canción llena de palabras esdrújulas y frases frikis :-)



Ponme música clásica
Baja ese volumen
No más rocanrol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada