martes, 4 de octubre de 2011

Blue skies

Hoy no hemos tenido mucha suerte. Nos han acompañado problemas técnicos y nubes toda la noche. Pero no vamos a ponernos dramáticos porque incluso en estos momentos hay quien sabe cómo sacarme una sonrisa...

T. me ha recordado la muy acertada la Ley de Jonhson incluida en las famosas Leyes de Murphy (una pequeña parte aquí):
Si un artilugio mecánico falla, lo hará en el momento más inoportuno.

Y eso que desde aquí puedo asegurar que seguimos a pies juntillas el Axioma de Cahn, quien indica que:
Cuando todo falle, lea las instrucciones.

Al final ha dado igual y hemos necesitado ayuda experta que lo ha solucionado en control remoto desde su casa... cosas de la tecnología hoy en día.

Y para que la noche fuera más divertida, humedad alta y nubes todo el tiempo: imposible cantar felices Blue skies, como hacía Ella Fitzgeral:



Mañana, ups, perdón, esta noche lo volveremos a intentar.
Yo mientras me quedo acunada por las preciosas palabras de Ella que ahora me describen tan bien:

I was blue, just as blue as I could be
Every day was a cloudy day for me
Then good luck came and knocking at my door
Skies were gray but they’re not gray anymore


¡Buenos días!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada